Matrimonios jóvenes- Las parejas que se casan a edad temprana

Artículo extraído de la web: http://www.suite101.net/

Numerosos estudios sostienen que los matrimonios entre jóvenes tienen menores posibilidades de éxito. Sin embargo, no hay una regla para tener un matrimonio ejemplar.

¿Tendré buena edad para casarme?, ¿funcionará el matrimonio si somos tan jóvenes?, ¿es posible que un matrimonio de jóvenes no acabe en divorcio?
Esas son el tipo de preguntas que frecuentemente surgen en diversos foros de opinión cuando los jóvenes se cuestionan si es conveniente o no casarse a una edad temprana.
Sin embargo, aunque muchos quisieran tener la respuesta correcta ante estas interrogantes, no la hay. El matrimonio es como una lotería: se puede ganar o perder, pero cuando comienza el juego, nunca se sabe cómo terminará.
Leer más en Suite101: Matrimonios jóvenes: Parejas que se casan a edad temprana Ricardo (así se hace llamar en un foro de opinión), cuenta que él y su novia se casaron cuando apenas tenían 17 años de edad y que, pese a todos los problemas que tuvieron que enfrentar como pareja, después de 34 años su amor es más fuerte que nunca: “Nosotros nos enfrentamos a la oposición de ambas familias, a tener que madurar sobre la marcha, a dificultades económicas, a estudiar, trabajar y llevar una familia al mismo tiempo... Hoy, después de 34 años, nuestro amor es más fuerte que nunca, porque fue construido a base de sortear todos los obstáculos que se nos presentaron.” (leer artículo completo)



Si bien es cierto que hay matrimonios jóvenes que pueden salir airosos de las distintas adversidades que conlleva la vida en pareja, no todas las historias de jóvenes que se casan a una edad temprana, terminan con un final feliz.
Según los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), tan sólo en México se registraron más de 80 mil divorcios en el 2008. La edad promedio de los divorciados de ese mismo año, fue de 35 años para las mujeres y de 38 años para los hombres. Esto indica que, con poco más de treinta años, un hombre o una mujer en México, ya podría formar parte del grupo dedivorciados.
Esta cifra es desoladora para aquellas personas que todavía creen en la tan trillada frase: “Hasta que la muerte nos separe.” Y no es mucho más alentadora para aquellos jóvenes que se han casado a temprana edad, pues si una pareja adulta se divorcia, qué les depara a las parejas jóvenes.
Leer más en Suite101: Matrimonios jóvenes: Parejas que se casan a edad temprana http://www.suite101.net/content/matrimonios-jovenes-a12307#ixzz1FIrzxShE
Y es que, según el libro “Desarrollo humano: estudio del ciclo vital” de Philip Rice, “numerosos estudios indican que cuanto más jóvenes sean las personas, mayor es la probabilidad de que el matrimonio sea desdichado y termine en divorcio.” (Teti Lamb y Elster en Rice, 1997)


Esto ocurre porque muchos de los jóvenes que deciden casarse, no tienen la madurez emocional suficiente para dar un paso de esta magnitud y, generalmente, terminan casándose por factores como: presión social, querer sentirse adulto, enfrentar la responsabilidad de un embarazo no deseado, o simplemente, por querer escapar de sus problemas.

Así, muchas veces, el divorcio y la separación de una pareja de jóvenes es el resultado de tomar una decisión tan importante sin la racionalidad y madurez suficiente. Eso ocurrió con una joven de 23 años que se casó cuando tenía 21. Ahora, a dos años de matrimonio, comparte en un foro que está aburrida de su matrimonio, pues siempre vivió con la sensación de estarse perdiendo una etapa de su vida. ¿El final de esta historia? Se fue a España, conoció a otro hombre y ahora está pensando en divorciarse.


¿En qué debo fijarme antes de casarme?

Muchas veces los jóvenes al casarse, no se dan cuenta de que han dejado de ser una persona individual para convertirse en una pareja que se ha comprometido a amarse y a respetarse, pase lo que pase. Por eso, es necesario que antes de que den el gran paso, se pregunten lo siguiente:

¿Qué tanto conoces a tu pareja? (Cómo reacciona cuando se enoja, qué le gusta hacer en su ratos libres, cuáles son sus metas, etc.)

¿Cuáles son los valores comunes que comparten? (Qué tan similares son sus ideas sobre la educación, el sexo, la religión, etc.)

¿Qué tanto estás dispuesto a ceder frente a tu pareja? (Si él o ella no quiere hijos y tú sí, si tú quieres seguir trabajando y él no quiere que lo hagas, etc.)

¿Qué tan buena es la comunicación con tu pareja? (Qué tan capaces son de resolver sus problemas hablando, qué tanto puedes hablar con tu pareja sobre temas delicados, sin que esta se altere)

¿Qué tan buena es la confianza entre ustedes? (Qué tan seguro estás de que tu pareja no te engañaría, qué tan seguro te sientes a su lado)

¿Estás dispuesto a estar con tu pareja en las buenas y en las malas? (Qué tan consciente estás de que el compromiso que le has hecho a la otra persona, es una promesa que se debe cumplir sin importar lo difícil que sea)

Para el amor, no hay edades; para el matrimonio, tampoco

Aunque según algunos estudios, es mínima la probabilidad de que un matrimonio entre jóvenes prospere con éxito, la realidad es que no hay una regla. Existen parejas que se casaron siendo muy jóvenes y, pese a las dificultades, siguen juntos. También hay parejas de adultos que, tras años de novios, se divorcian al año de casados.

Es así como el éxito de un matrimonio se convierte en un hecho arbitrario que no depende de la edad sino del amor, el respeto, la empatía y la confianza que existe en una pareja. Lo que sí es importante, es que la pareja analice si en verdad está lista o no para casarse.
Leer más en Suite101: Matrimonios jóvenes: Parejas que se casan a edad temprana http://www.suite101.net/content/matrimonios-jovenes-a12307#ixzz1FIsDPupn

Belleza y Cuidado Personal